Inicio » Brujas roban hombres casados y los regresan chupeteados 
CdMx Ahora

Brujas roban hombres casados y los regresan chupeteados 

“Si te portas mal te va a chupar la bruja”, “Ahí anda la bruja, le voy a decir que te lleve para que llores con provecho”.  

¿Cuántas fueron las veces que nos asustaron con un hecho que involucraba a una mujer de piel verdosa, arrugas, cabello desaliñado y una voz horrenda que respondía al nombre de “Bruja”?  

Las brujas han sido parte de la tradición popular para espantar niños, referirse a situaciones paranormales, referirse a personas que practican el ocultismo y para disfrazar a las pequeñas niñas en Halloween. Lo cierto es, que todos sabemos qué es una bruja, y está historia tiene involucradas a varias de ellas. 

Ya no hablamos de niños que se llevan por no comerse sus verduras, no hablamos de bolas de fuego en el cerro de dejar unas tijeras en la cuna en forma de cruz y rezar 4 padres nuestros para espantarlas y que no se lleven al infante. No, ahora resulta que las brujas se están llevando a los hombres de más de treinta años. 

Si, puedes limpiarte las lagañas para volver a leer el párrafo de arriba y entenderlo mejor. Resulta que en un pequeño pueblo San Martín de Loba, en Santa Rosa –más específicamente en Las Peñitas–, mujeres reportan a las autoridades que las brujas se están llevando a sus maridos y los regresan tres días después de haberlos raptado, pero con rasguños y chupetones en todo su cuerpo. ¡Pobrecitos! 

Arañados y chupados es como vuelven los hombres de esta región, quienes afirman que las brujas se los llevaron, curiosamente, de viernes a lunes. Parece un chiste, una mofa, pero las personas del pueblo afirman que es cierto y que es un fenómeno que nunca había sucedido, ya que, todas las semanas, se llevan a un marido diferente, reportan a las autoridades. 

Fue la señora Dubis Quiñónez quien hizo efectiva la denuncia ante los entes encargados, pues asegura que su esposo, Miguel Viadero, fue víctima de estos seres cuando se encontraba durmiendo. Ella no se había percatado pues estaba en un sueño muy profundo, pero en la noche se levantó para ir al baño y su compañero no se encontraba… se lo habían robado las brujas. 

De inmediato lo buscó por todas partes, pero no hubo respuesta, al día siguiente todos en la colonia salieron en su búsqueda, pero todo fue en vano. 

Lo extraño es que, en el pueblo señalado (Las Peñitas), este hecho se presenta con regularidad, los hombres después de tres días aparecen sonámbulos con los ojos inflamados, hambrientos, con las vestimentas rasgadas, llenos de moretones y chupetones en todas las partes íntimas del cuerpo y rasguños en la espalda. 

Todo parece indicar que ahora las brujas dejaron en paz a los niños no bautizados y prefieren a los casados de más de treinta años. Repetimos, esto no es una broma, es algo serio que está sucediendo y ante la nula respuesta de las autoridades conforme a la captura de las brujas, han decidido tomar el caso con sus propias manos con un método infalible para que los entes no se lleven a los hombres del pueblo… ahora sus esposas los obligan a dormir con los calzones al revés para que no se desaparezcan y, aunque sea la millonésima vez que se repita esta frase en esta nota y te esboce una leve sonrisa o una carcajada que se escuche a 5 cuadras de distancia, insistimos, no es broma. 

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: