Inicio » Atuk, la película maldita 
Entretenimiento Películas Sonámbulos

Atuk, la película maldita 

Redacción Willem Gartner ANCOP

Existen filmes que, según las personas de producción, están malditos. Ya sea por jugar a la Ouija mientras se filma, usar cadáveres reales o simplemente por la trama, se consideran malditas. 

Tal es el caso de el exorcista, donde los protagonistas aseguran que había apariciones en el set y que cada que todos llegaban a su respectiva casa, había objetos ajenos a ellas o se encontraban desordenados los cuadros, sillas y demás. 

O aquella nombrada “Poltergeist”, donde varios miembros del elenco murieron repentinamente, siendo La Niña protagonista el caso con mayor impacto, pues tenía solamente 12 años para morir de neumonía. 

Existe una cinta que, contrario a las mencionadas, ni siquiera se filmó. No se trata de una película de fantasmas, no es una cinta de poltergeist o demonios que poseen cuerpos de adolescentes. Nada de eso. 

La cinta Atuk, de la que sólo se tiene guión, es una comedia familiar. La trama se basa en una novela escrita en la década de los 60’s y trata sobre un esquimal que va en búsqueda de realizar su sueño en Hollywood como estrella de cine. 

Es una historia simple que lleva una gran cantidad de chistes y que, nadie sabía que cobra 3 vidas y se aplaza por dos décadas debido a una supuesta maldición que reside en el guión de la cinta. 

la cinta ya tenía luz verde para filmarse completamente, ya había pasado por todas las etapas de preproducción que normalmente tienen que pasar todas las películas antes de rodarse, para evitar desperfectos a la hora de decir: Acción. 

Año tras año, se le destinó diferentes intérpretes al papel principal, el de Atuk. Todos y cada uno de ellos murieron por causas diferentes. el primer involucrado y al que se le destinó el papel principal, el actor John Belushi, quien había ya firmado para ser el protagonista, murió antes de las pruebas de cámara y vestuario debido a una sobredosis de varias sustancias y, como muestra de respeto, el estudio decidió no hacer la película hasta que pasara un tiempo.  

Es así como, 10 años después, se le dio el papel a Sam Kinison, quien aceptó el papel de buena gana y se dispuso a leer el guión para comenzar cuanto antes el rodaje de una cinta a la que le puso mucha fe desde que se le habló del proyecto en una mesa con varios ejecutivos.  

Sin embargo, pasaron solamente un par de días para que el actor falleciera en un aparatoso accidente de tránsito, lo que haría que los ejecutivos se replantearan la idea de seguir con la cinta o guardarla bajo llave, ya que habían sido dos misteriosas coincidencias. sin embargo, los productores se dieron a la tarea de no dejarse llevar por supersticiones, así que decidieron darle una oportunidad más para avanzar con el filme, ya que, supuestamente, está garantizado un éxito.  

Tras pausar nuevamente un par de años el proyecto, decidieron castear al legendario John Candy, conocido por la popular película “El tío buck al rescate”. Todo iba perfecto y no había sucedido nada fuera de lo común, sin embargo, dos días antes del rodaje, Candy sufrió un repentino infarto que le cobró la vida. 

A estas alturas ya todos se encontraban nerviosos y asustados, pues 3 actores dispuestos a enfrentar el papel murieron repentinamente antes de siquiera grabar una simple escena de la película que en tres ocasiones se encontraba en marcha para filmarse.  

Lo más sensato para los productores del filme fue no hablar del asunto y esconder bajo llave el guión de la cinta para que a nadie se le ocurriera filmarlo. En cuanto a la información recopilada, uno de los productores y miembros del staff, se atrevieron a dar testimonio de lo ocurrido con la cinta que, aunque parezca extraordinario, todavía continúa la historia. 

Tiempo después, un productor se dispuso a retomar el filme bajo el manto de que lo ocurrido había sido una serie de desafortunadas coincidencias. Así que se puso nuevamente en marcha el plan de rodar la comedia del esquimal que conoce América y se le habló a una de las estrellas más reconocidas en la década de los noventa por su participación en saturday Night Live, el show sabatino que lleva más de 40 años al aire, donde nuestro ahora protagonista se encontraba laborando. 

Conocido por la cinta “Un Ninja en Beverly Hills”, Chris Farley era el encargado de darle voz y piel a Atuk. todos estaban muy emocionados de ver a Farley haciendo un gran trabajo como siempre en la piel de un esquimal. Pero, como toda gran historia, hay un punto de quiebre donde todo se desmorona. 

Una mañana antes de comenzar a rodar, Farley, quien también se encontraba haciendo la voz de Shrek y no pudo terminar en 1996, falleció de un infarto provocado por una sobredosis de cocaína. Después de todo lo acontecido, se decidió unánimemente encajonar el filme y no volver a hablar de él nunca más. 

Atuk es una cinta que no ha podido ver la luz y que lleva un poco más de veinte años guardada bajo llave para que nadie se atreva a siquiera planear hacerla nuevamente. 

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: