Inicio » Tras años de batallas judiciales, primer suicidio asistido en Italia. 
Cultura

Tras años de batallas judiciales, primer suicidio asistido en Italia. 

NOTA Daniela Padilla ANCOP

Federico Carboni, quien fue presentado en los medios bajo el seudónimo de “Mario” para proteger su privacidad, murió luego de inyectarse un medicamento con un dispositivo especial, que costó unos 5.000 euros (5.220 dólares), para lo cual recaudó fondos para la Asociación Luca Coscioni. 

Carboni, de 44 años, trabajaba como camionero, pero un accidente en 2010 lo dejó tetrapléjico. 

Varias ocasiones les pidió a las autoridades sanitarias de “Las Marcas”, en el centro del país, que le autorizaran recurrir al suicidio asistido. Pero, se le negaba siempre, hasta que lo apoyaron los abogados de la asociación Luca Coscioni. 

Actualmente, la ley italiana castiga el suicidio asistido con una pena de prisión de cinco a 12 años. 

El Tribunal Constitucional, en 2019, hizo una excepción para los pacientes que tienen que usar tratamientos de por vida o con una enfermedad irreversible, ya que su fuente de sufrimiento es físico y psicológico, y son plenamente capaces de tomar decisiones libres y conscientes.  

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: