Inicio » ¿Cuál es tu camino?: El mago de Oz o el de un Vikingo
La columna del día Norma Luna Guzman

¿Cuál es tu camino?: El mago de Oz o el de un Vikingo

Norma Luna

“He guiado mi destino. Modelé el curso de mi vida y mi muerte. ¡Yo! No ustedes, no los dioses” (Ragnar L.)

Las sociedades del pasado hicieron historia, pero también conformaron ideas, pensamientos e ilusiones sin fundamentos, alcanzando al presente. Dando paso a grandes mentiras, acciones salvajes, muerte y desilusiones. Pateando el amor, la inocencia, las buenas intenciones en todas sus áreas. Suficiente para hacer un camino al andar sin sentido, pero creyendo que si lo tienen. Tomando comportamientos bajo emociones, que son causadas por palabras de voz en voz hasta llegar al síndrome del mago de Oz.

Recordemos, ésta novela de Oz, con un subgénero de literatura infantil y fantástica, con el tema de orfandad, se desarrolla en USA, Kansas city, y trata de una niña llamada Dorothy que después de un tornado, la levanta y la envía a una aventura, acompañada de un camino Amarillo hacia la Ciudad Esmeralda, donde vive el todopoderoso Mago de Oz, que tal vez pueda ayudarla a regresar a Kansas. Durante el viaje, se hace amiga de personajes inéditos como es un Espantapájaros que desea un cerebro, un Hombre de Hojalata que quiere un corazón y el León Cobarde le hace falta el coraje, por lo que deciden unirse a Dorothy en su odisea, enfrentando desafíos sobre la desgracia.

Es una novela, que tiene moralejas personales, pero al final de cuentas no es diferente al camino de vida de todo personaje, búsqueda de sí mismo.

Expertos en conducta comparten que, en la mente de un niño, un cuento o resumir una novela, no cabe la pregunta si es real, solo está atento a lo que permite su mente captar. En un adulto es reflexivo y lo lleva a enriquecer alguna área de sus emociones, pero sucede lo mismo que al niño, tomara sólo lo que su mente y experiencia le permita retener para sí mismo.

Hay variables que siempre acompañaran al ser humano en el camino de su vida que están ahí, algunas la comprenderán y otras por falta de conocimiento y experiencia no las verá. Sin embargo, el lenguaje usado en tan queridos acervos, despiertan consciencia.

Otra perspectiva de vida humana es la realidad convertida en leyenda. El vikingo más famoso de todos los tiempos fue Ragnar Lodbrok, una figura semi-legendaria, vivió en el siglo IX. Ragnar era descendiente del dios Odín, y era famoso por su valor, astucia y ferocidad en la batalla. Fue héroe y un villano sanguinario, usuario de sustancias de consumo potente, como belladona, hongo psicoactivo, Amanita muscaria y alcohol.

El gran vikingo terminó su camino por una toma de decisiones que lo llevó, a ser atrapado por el rey de los anglos, mismo que lo arrojó a un pozo de serpientes venenosas, causando su muerte. Sus últimas palabras fueron que sus cachorros lo vengarían.

Si reparamos en los desafíos de la novela fantástica como el mago de Oz, el creador de esta Novela a través de Dorothy aprendió lo mismo que el Vikingo Lodbrok, ver por sí mismos y saber que las decisiones de la vida, no todas están bajo nuestro control, hay que incorporarse para discernir cuales si, para regresar a nuestro camino real de vida y no extender caminos que no van a ningún lado.

Psicólogos afirman que habrá eventos que se puedan evitar o minimizar, si se inicia una cultura al conocimiento de la supervivencia humana. Se puede empezar, en un espacio íntimo y anónimo de su hogar, atendiendo con fervor las propias debilidades humanas y ser valiente para ajustarlas.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ
Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: