Inicio » Recinto Fiscal Estratégico de Chetumal, Proyecto inconcluso en el Desarrollo Económico de la capital de Quintana Roo
Fernando Castro La columna del día

Recinto Fiscal Estratégico de Chetumal, Proyecto inconcluso en el Desarrollo Económico de la capital de Quintana Roo

Fernando Castro Borges

Al escuchar el VI Informe de Actividades del Gobernador, CP. Carlos Joaquín González, hizo referencia al Recinto Fiscal Estratégico en Chetumal, el cual, es sin duda un referente de una de las obras emblemáticas de la actual administración que quedó a medias; pese a que la inauguraron en agosto de 2021, la infraestructura presentada no justificaba la entrada de operación de lo que se hizo llamar el plan de identidad económica propia del sur de Quintana Roo.

Hace un año, cuando se anunció el banderazo del inicio de actividades de este Parque Industrial con Recinto Fiscal Estratégico, solo se presentó un edificio, una bodega y la caseta de ingresos así como una glorieta con escultura del globo terráqueo; sin contar con los requisitos contenidos en “Reglas Generales de Comercio Exterior para 2022 publicados en el DOF de 17 de diciembre de 2021 y en los Lineamientos de Infraestructura, Control y Seguridad para Administradores de Recintos fiscalizados Estratégicos, emitidos por SAT”. No se requiere ser un técnico en el tema para poder asegurar lo anterior, solo es necesario ir a las instalaciones y se constata que no existe el personal en el sitio, a fin de poder atender alguna operación.

Siempre ha sido para Quintana Roo un proyecto, uno muy caro y que no rindió ningún fruto en la administración joaquinista, el cual pretendió fuese la punta de lanza en la economía de la región fronteriza estatal. Es una realidad, a simple vista, el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico de Chetumal no ha sido concluido, sigue exactamente con la misma infraestructura inconclusa como se inauguró el año pasado. Claro que no han existido, por las actuales circunstancias, ninguna empresa que haya aprovechado esta infraestructura que ha sido tan costosa.

Cabe recordar que el año pasado, durante el evento de inauguración, el titular del Ejecutivo aseguraba que este Recinto Fiscal Estratégico contaría con el mayor número de ventajas estratégicas que ofrece el parque industrial, aseveró que su ubicación en Chetumal permitiría atraer a nuevas inversiones: “Hemos invertido casi 100 millones de pesos en esta primera fase, que deberá irse acrecentando en los próximos meses para que se vuelva un proyecto fundamental para el estado y su población”; y desafortunadamente, esta visión se quedó estancada, no avanzó a pesar de esta millonaria inversión.

Para ese momento, se contemplaba que abarcaría una infraestructura proyectada de 68 naves industriales (solo había en ese momento cuatro, que compartían en una sola bodega –amplia-, sin más avance), 200 locales en el centro comercial y 24 oficinas corporativas, cuya operación estaría enmarcada con una guía normativa establecida en colaboración con la Administración Central Operativa de Aduanas. Todo esto quedó solo como un deseo, sin ningún avance, desafortunado proyecto para la frontera sur.

Inclusive, durante el discurso inaugural se ofreció que se ejecutarían nuevas obras que representarían un monto de 35 millones de pesos, en inversión estatal, que se destinaría a la ampliación de vialidades internas con una longitud de más de 400 metros lineales, la extensión de la red de distribución de agua potable y la red de drenaje, así como a una mayor canalización de fibra óptica, entre otros trabajos. Acciones que no se llevaron a cabo. No existe evidencia de la realización de estos trabajos proyectados.

En enero de este año, en medios nacionales, publicaron la afirmación de la Secretaria de Desarrollo Económico del Estado, Rosa Elena Lozano Vázquez, durante la jornada inicial de Summit Latam 2022 realizado en Cancún, donde anunció una próxima apertura de 20 naves industriales en el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE) de Chetumal.

Este Proyecto, en esta Administración Estatal, no alcanzó los objetivos planteados, desafortunadamente, por las declaraciones, tampoco han podido generar interés en inversionistas. No hay duda que el contar con un Parque Industrial con Recinto Fiscal Estratégico es una gran oportunidad de desarrollo en la frontera sur.

No obstante; es de lamentar que estos seis años le han costado el atraso para el desarrollo económico de Chetumal y es una oportunidad invaluable para que la nueva administración estatal retome con certidumbre este proyecto que dará viabilidad empresarial a la capital del caribe mexicano, sumándose al desarrollo peninsular.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ
Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Etiquetas
A %d blogueros les gusta esto: