Inicio » Llenar datos faltantes sobre feminicidios, urgencia social
Cultura Policíaca

Llenar datos faltantes sobre feminicidios, urgencia social

Torreón, Coahuila. a 15 de Abril del 2021. Agrupaciones feministas permanecen afuera del Centro de Justicia Penal como una forma de acompañamiento a la familia de la pequeña Milagros, víctima de feminicidio en mayo 2019 y cuyo caso hoy se realiza la audiencia para determinar la culpabilidad del presunto responsable. Mauricio Román/Milenio
NOTA Redacción ANCO

Sin duda la violencia de género es un problema grave en todo el mundo; un número indeterminado de mujeres y niñas son asesinadas cada año principalmente por su género, (los denominados “feminicidios”), pero los datos oficiales suelen ser inexactos, incompletos o inexistentes.

Estos “datos faltantes” tienen consecuencias reales. “Si supiéramos con qué frecuencia sucede, dónde sucede, cuáles son las motivaciones, eso ayudaría al Estado a dirigir recursos y crear políticas públicas”, dice Helena Suárez Val, investigadora de la Universidad de Warwick que también trabaja en el proyecto de activistas para la recopilación de datos Feminicidio Uruguay.

En un artículo publicado hoy en Patterns, un grupo de investigadoras describe cómo algunos de los activistas del continente americano están produciendo “contradatos” (datos producidos por fuentes no convencionales) y llenando los vacíos que deja la información oficial. Science Insider discutió esos esfuerzos con tres de las autoras del artículo: Suárez Val; Catherine D’Ignazio, planificadora urbana del Instituto Tecnológico de Massachusetts; e Isadora Cruxên, economista política de la Universidad Queen Mary de Londres.

Le preguntan a Suárez Val la diferencia entre “femicidio” y “feminicidio”, a lo que ella responde que el linaje de “femicidio” es del inglés. En los años 90, una antropóloga feminista mexicana, Marcela Lagarde, usó la palabra “feminicidio” en la traducción de un libro para hacer una distinción, porque “feminicidio” podría entenderse fácilmente en español como el asesinato de una mujer, no necesariamente por género.

Está relacionado el concepto versus “homicidio”, el asesinato de un hombre. Marcela quería enfatizar el hecho de que el género de una mujer fuera la razón del asesinato. También quiso llamar la atención sobre el papel del Estado en la perpetuación de la impunidad en estos crímenes y el “feminicidio” tiene este énfasis en América Latina. Nos alineamos con

esta idea, agrega Suárez, por eso elegimos el término. Pero las activistas feministas usan los términos indistintamente.

En cuanto a por qué las fuentes oficiales sobre datos de feminicidio son incompletas, en la amplia entrevista de Science Insider, Catherine D’Ignazio, comenta que hay muchas razones, por ejemplo en cuanto a definiciones legales, el propio Estado tiene alguna concepción de feminicidio, porque de no tenerla no lo va a poder medir. Y hace una aclaración reveladora: En casi todos los países de América Latina en estos 15 años aproximadamente han redactado leyes que definen el feminicidio, mientras que Canadá y Estados Unidos no reconocen el feminicidio, por lo que no existe una medición oficial de tal concepto.

También puede haber una falta de implementación de estas leyes. No hay capacitación adecuada para las fuerzas del orden y los médicos forenses. ¿Cómo determinamos con precisión si algo es feminicidio o feminicidio? Tienes que saber mucho sobre un caso, lo que significa que tienes que invertir en recursos para saber sobre el caso. Ha habido muy poca inversión por parte del estado en capacitar adecuadamente a la gente para hacer eso.

En la muy amplia conversación de las autoras del estudio con Science Insider, también hablan acerca del tipo de desafíos a que se enfrentan los activistas que recolectan datos, de cómo particularmente son las mujeres indígenas quienes se ven más afectadas por las lagunas en la recopilación de datos. Isadora Cruxên señala rechazar la idea de que alguna vez se podría tener conjuntos de datos completos. Aclara que no cree que ningún activista piense que es posible recopilar todos los datos del mundo. Pero sí cree –afirma- que para los activistas con los que han trabajado, existe esta esperanza y expectativa de usar estos datos no sólo para influir en la política, sino también para remodelar las formas en que los medios hablan sobre los casos de violencia y feminicidio.

La entrevista en Science Insider puede consultarse en https://www.science.org/content/article/murders-women-worldwide-remain-vastly-undercounted-activists-are-now-filling-gaps

El documento de investigación en Patterns, puede descargarse en https://www.cell.com/patterns/pdf/S2666-3899(22)00127-1.pdf

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: