México es reconocido a nivel mundial por su impresionante número de zonas arqueológicas; de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), hay 197 zonas arqueológicas, de las cuales ocho se encuentran en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

De las zonas arqueológicas mexicanas, 70 se ubican en los cinco estados de influencia maya. Para México, la cultura maya es una de las principales civilizaciones que se desarrolló en Mesoamérica, en el área que hoy comprende el sureste del territorio nacional, toda Guatemala y Belice, al igual que el occidente de Honduras y El Salvador.

Los mayas han sido reconocidos como una de las civilizaciones más fascinantes del planeta y su cultura se localiza en los estados de Chiapas, Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.

Las zonas arqueológicas mayas destacan por su arquitectura y su calendario; su escritura jeroglífica, con más de 700 signos; su escultura religiosa y su aporte en el desarrollo de las matemáticas y la astronomía.

Su arquitectura es visitada cada año por millones de turistas; en Guatemala se encuentra Tikal, una de las ciudades más grandes y antiguas de esta civilización y ejemplo representativo del auge y caída durante el período clásico, entre los siglos III y X.

En México hay un importante número de zonas arqueológicas, de acuerdo a datos oficiales del Sistema de Información Cultural de la Secretaría de Cultura.

Yucatán y Quintana Roo son los estados con mayor número de zonas arqueológicas: 19, cada uno. Estas majestuosas construcciones son, en gran medida, sus principales referencias turísticas.

Esta civilización, desarrollada hace casi 4 mil años, tiene una línea de tiempo para entender su desarrollo y dimensionar el legado de su cultura. Se identifican tres grandes períodos: el preclásico (2000 a.C. a 250 d. C.), el clásico (250-900) y el posclásico (950 a 1539).

Entre las zonas mayas más importantes podemos mencionar “La Venta”, en Tabasco, que se distingue por su antigüedad de hasta 1200 años a. C. En Yucatán, Uxmal y Chichen Itzá, declarada una de las 7 maravillas del mundo.

Palenque, en Chiapas, es considerada una de las ciudades más poderosas del clásico maya, sede de una de las dinastías más notables, a la que pertenecía el gobernante Pakal.

En Campeche, existe un gran número de zonas arqueológicas, sin embargo Calakmul sobresale por su planeación urbana única, con grandes plazas ceremoniales y conjuntos residenciales. En este asentamiento se ha encontrado el mayor número de estelas mayas, muchas del periodo preclásico (400 a. C.)

En Quintana Roo hay zonas arqueológicas como Oxtankah o Kohunlich, en el municipio más al sur del país. Sin embargo, la zona arqueológica más visitada es Tulum, construida para visualizar el sol que nace en el mar Caribe.

En fechas recientes se han encontrado nuevos yacimientos arqueológicos, como el caso de Ichkabal (1995), al sur del estado, muy cerca de la Laguna de los Siete Colores, donde se desarrolló durante el periodo clásico uno de los grandes centros políticos de la región, desde épocas muy tempranas. De acuerdo con los primeros reconocimientos en superficie, se estima que tiene más de 30 kilómetros cuadrados de extensión.

En la actualidad, hay más de 795 mil habitantes en México que hablan maya como primera lengua, en casi 900 localidades. La cultura maya está viva y nos otorga, con sus tradiciones, testimonios como legados para la humanidad.

 

Toda la información relevante la puedas encontrar en UniversoCdmx.com

¿Conoces la red ANCOP? visita AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.