Mahahual: el tesoro turístico del Caribe mexicano

Mahahual se define como un destino paradisiaco, al contar con paisajes naturales que no dejarán de sorprenderte. Contemplar desde su playa las tranquilas olas te dará una sensación de serenidad y te atrapará por horas su mar azul turquesa.



A esta villa de la costa maya se puede llegar por tierra y por mar. Es autentica la belleza de este pueblo de pescadores, de construcciones multicolores, con calles arenosas, algunos restaurantes y hoteles rústicos, lo que le da el sabor de la auténtica provincia mexicana. Este hermoso lugar garantiza la tranquilidad que despierta la inspiración.

A 90 minutos de Chetumal, Mahahual ofrece un escenario totalmente tropical: sus aguas cálidas y transparentes son su atractivo principal. Puedes dar largos paseos caminando sobre la playa de arena suave. Al interior de sus aguas hay una gran variedad de bellas formaciones de coral, tortugas marinas, marlin rayado, mero, caballos de mar, pargo y miles de peces de arrecife. Es un lugar donde la pesca es una actividad aprovechada por los lugareños.




Para quienes gustan del buceo, encontrarán en las profundidades de este mar caribeño el asombroso Museo de Arte Subacuático (MUSA), con más de 500 piezas sumergidas, lo cual convierte a esta exposición submarina de arte en la más atractiva del mundo.




Mahahual tiene una terminal de cruceros. Es el segundo puerto más importante en arribo de cruceros a nivel nacional, solo por debajo de Cozumel, ambos en Quintana Roo.

Los prestadores de servicios turísticos siempre tienen en mente a Mahahual como una opción para quienes quieren practicar el buceo o, simplemente, pasar un tiempo plácido. La pesca deportiva es parte de los grandes atractivos que ofrece este punto turístico, por su impresionante variedad de peces.

Del lado contrario al mar encontramos una barrera de manglar que constituye un espectáculo extraordinario a la vista y, como recompensa más allá de esta barricada, la selva maya. Mahahual es un lugar único,  mezcla de maravillas




El año pasado, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia -INAH-, descubrieron entre el mangle y la selva una aldea maya asentada entre los siglos XIII al XVI. Se considera que corresponde al posclásico maya y que sus habitantes se dedicaban a la pesca y a la agricultura. Actualmente sigue la exploración para obtener más información.

Los pobladores de Mahahual son gente de trabajo, que supera retos constantemente, sobre todo en época de huracanes. Toda la villa está preparada. Respetan la fuerza de la naturaleza, pero saben salir adelante de las adversidades, por su carácter férreo. Por algo a la población de Mahahual se le conoce, orgullosamente, como el Ave Fénix de la costa maya.

 

Facebook:  @FernandoCastro

Instragram: @fernandocastrob



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *