Inicio » 5 vitaminas esenciales para una piel saludable
Bienestar Moda & Belleza

5 vitaminas esenciales para una piel saludable

Además de conseguir vitaminas a través de la ingesta de alimentos, podemos recurrir a cosméticos naturales que aprovechan su acción directa sobre la piel.

Las vitaminas son sustancias imprescindibles para conservar la salud, incluyendo el buen estado de la piel y su apariencia. Se consiguen esencialmente a través de los alimentos y de la exposición a la luz del sol, en el caso de la vitamina D.

1. VITAMINA A

La piel es capaz de absorber los retinoides (precursores de la vitamina A) cuando se aplican tópicamente. La tretinoína (un retinoide) sirve para tratar el acné, regenerar e hidratar la piel, aclarar manchas solares y reducir las arrugas.

Por vía interna, las frutas y verduras anaranjadas, rojas y verdes que contienen betacaroteno proporcionan el nutriente desde dentro. Las grasas, las proteínas, la vitamina E y el cinc favorecen la absorción y uso de la vitamina A y los carotenoides.

2. VITAMINA D

Protege del sol y es necesaria para la salud del sistema músculo-esquelético y para la inmunidad. Exponer la piel de la cara y los brazos durante 10-15 minutos al día suele ser suficiente para que la piel comience la síntesis de esta vitamina.

En caso de que los análisis muestren niveles bajos en sangre (menos de 40 ng/ml de 25-hidroxi-vitamina D), se puede tomar un suplemento diario de 2.000 UI de vitamina D3 hasta que sean óptimos.

Un estudio publicado en el Journal of Drugs and Dermatology halló que la crema con vitamina D puede reducir la inflamación y la irritación en caso de psoriasis.

3. VITAMINA C

Se encuentra en niveles elevados en la epidermis (capa externa de la piel) y en la dermis (capa interna). Su participación en la producción de colágeno ayuda a proteger la piel del sol y a su continua regeneración.

Muchos productos cosméticos contienen vitamina C, cuya absorción se puede favorecer combinándola con zinc o tirosina.

Además la vitamina C tiene que conseguirse comiendo frutas y verduras. Destacan especialmente por su contenido alimentos como las naaranjas, las mandarinas y los pomelos, los kiwis y el mango. Casi todos los vegetales frescos aportan alguna cantidad de vitamina C.

4. VITAMINA E

También es antioxidante y protectora frente a la potencialmente dañina luz ultravioleta del sol.

Este nutriente sí se absorbe a través de la piel y tiene sentido buscarlo en los productos cosméticos, donde se encuentra frecuentemente en cremas antienvejecimiento, sueros para los ojos, protectores solares y maquillaje.

Al aplicarla sobre la piel previene las manchas oscuras, las arrugas, la inflamación y la sequedad. También puede ser eficaz para reducir los síntomas de la dermatitis atópica.

En los alimentos la vitamina E se halla en las semillas de girasol, en otros frutos secos y semillas, especialmente en las de girasol, y en el aguacate. La vitamina de estos alimentos llega a la piel a través de las glándulas sebáceas.

5. VITAMINA K

Es esencial para que la sangre coagule en el proceso de curación de heridas, hematomas y áreas afectadas por la cirugía, y tanto es así que se añade a las cremas postoperatorias.

También previene las estrías, las venas de araña, las manchas oscuras y las ojeras.

Alimentos que la proporcionan son las hojas verdes y las judías verdes, entre otros.