Inicio » 10 Lugares que debes visitar al menos una vez en la CDMX
CdMx Ahora Escápate

10 Lugares que debes visitar al menos una vez en la CDMX

Fuente: Time Out México

No importa si vives en la Ciudad de México o si eres un visitante asiduo, aquí te decimos las 50 atracciones que debes pisar por lo menos una vez. Desde parques hasta mercados, te damos una guía de los lugares que te enamorarán. Si tienes poco tiempo, aprovecha y sigue la lista de las 10 mejores cosas que hacer en la CDMX. 

Ahora sí, ¿estás listo para descubrir los lugares imperdibles de la Ciudad de México?

Palacio de Bellas Artes

El Palacio es famoso no sólo por su arquitectura, sino por su acervo ya que alberga 17 murales de artistas nacionales que se elaboraron entre 1928 y 1963. Los murales que destacan El Hombre controlador del universo (1934) y Carnaval de la vida mexicana (1936) de Diego Rivera; La Katharsis (1934)  de José Clemente Orozco; La nueva democracia (1944) y Tormento de Cuauhtémoc (1951) de David Alfaro Siqueiros; La piedad en el desierto (1942) de Manuel Rodríguez Lozano y otros tantos.

También alberga al Museo del Palacio de Bellas Artes y cuenta con tres salas; Manuel M. Ponce, Sala Adamo Aboari y la principal, siendo esta última el lugar por excelencia para disfrutar de óperas, música de cámara y obras de teatro.

Precio Museo: $70, domingos gratis

Horas de apertura: Mar-dom 10am-6pm

Parque Nacional Cerro de la Estrella

El Parque Nacional Cerro de la Estrella es literalmente el corazón de Iztapalapa, y no sólo por su ubicación, sino por la importancia que tiene esta reserva natural para la Ciudad de México.Esta área verde cuenta con 143 hectáreas y tiene una altura de de 224 metros. Durante la Colonia existió la Hacienda la Estrella, por la cual recibió el nombre con el que conocemos al cerro. El cerro cuenta con una importancia historica relevante ya que durante el México Prehispánico era el lugar en el que se celebraba la ceremonia del Fuego Nuevo, un ritual mexica con el que se buscaba un equilibrio. 

Precio: Gratis

Horas de apertura: Lun-dom 9am-6pm.

Ángel de la Independencia

Su nombre oficial es Monumento a la Independencia. Es un punto de partida y puerto de llegada. Aquellos que lo pisan quizá no lo saben, pero están custodiados por los restos de quienes nos dieron patria. Antes de ser sede de importantes concentraciones sociales, este monumento es un mausoleo conformado por un zócalo escalonado, una columna de cantera de 35 metros de alto y la estatua de la Victoria Alada como remate —diseñada por el arquitecto Antonio Rivas Mercado—. Actualmente es posible visitar las urnas y las esculturas de los 14 héroes nacionales que tienen allí su casa eterna: Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio Allende, Juan Aldama, José Mariano Jiménez, José María Morelos y Pavón, Mariano Matamoros, Francisco Javier Mina, Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero, Nicolás Bravo, Leona Vicario, Andrés Quintana Roo, Víctor Rosales y Pedro Romero.

Horas de apertura; Mirador: Lun-dom 10am-5pm

Kiosco Morisco

El Kiosco Morisco de Santa María la Ribera es uno de los afortunados monumentos en los que ha asignado a una persona de vigilancia para combatir las faltas más básicas a la civilidad: que los patinetos hagan sus suertes acrobáticas en las escaleras o que los vecinos usen la duela como un gigantesco pañal para sus perros. Lo que sí ha logrado es restaurar la cantera, las lámparas interiores e instalar iluminación artística con la que el kiosco resplandece por las noches. 

Centro Nacional de las Artes

12 hectáreas de extensión albergan al Centro Nacional de las Artes (Cenart), una de las obras contemporáneas más importantes de los arquitectos Ricardo Legorreta, Teodoro González de León, Enrique Norten, Luis Vicente Flores, Javier Calleja, Alfonso López Baz y Javier Sordo Madaleno. En el interior de las fachadas de color naranja y morado de esta edificación creada en 1994 por el Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes (Conaculta), se encuentran 12 foros escénicos, cuatro centros nacionales de investigación artística, el centro multimedia, galerías y plazas.  Un detalle que distingue este lugar  es el terreno dedicado a las áreas verdes que suele ser multiusos, ocupado por lectores, personas que practican danza, actores ensayando, e incluso algunos picnics. 

Horas de apertura: Lun-vie 9am-7pm, sáb-dom 9am-7pm

Plaza Garibaldi

“Y me gusta escuchar los mariachis, cantar con el alma sus lindas canciones, oír como suenan esos guitarrones y echar un tequila con los valentones”, canta Jorge Negrete en “Ay Jalisco no te rajes”, canción que describe a la perfeción el lugar más famoso para vivir una noche mexicana: la Plaza Garibaldi. Localizada en el corazón de la Ciudad de México, sobre Eje Central Lázaro Cárdenas, Plaza Garibaldi es el lugar que nunca duerme, en dónde la música y la fiesta se mezclan para crear un ambiente popular. Ya que era conocida como la Plaza de Santa Cecilia Patrona de los músicos, el 22 de noviembre, miles de artistas se reúnen para celebrar a la Virgen. Posteriormente se nombró Garibaldi, en honor a José Peppino Garibaldi, quién combatió en las filas de Madero en 1911. La fiesta en esta plaza se popularizó en 1830 con el asentamiento de pequeños locales de pulque. 

Cárcamo de Dolores

Fue por muchos siglos la principal fuente de agua dulce de la ciudad. Es sabido desde tiempos del emperador Moctezuma, quien tenía ahí algo así como su spa personal. En 1951, Diego Rivera le rindió un tributo con el mural El agua, origen de la vida que decora el edificio de bombeo. La obra magna culmina en una gran explanada con la Fuente de Tláloc, en la que el artista, fiel a su estilo, recurre al pasado mítico para exponer un punto de forma grandilocuente. El cárcamo fue pensado para distribuir el agua del río Lerma, pero perdió importancia a medida que aumentó el porcentaje del líquido que se obtiene de pozos. Después de una remodelación, encabezada por Alberto Kalach en 2010, el lugar sobrevive como un testigo mudo del protagonismo de Chapultepec en el abasto de agua, pero al igual que muchos sitios de la segunda sección, está semiabandonado. 

Precio Entrada: libre

Horas de apertura: Mar-dom 10am-5pm

Acuario Inbursa

Con una extensión de 3mil 500 metros cuadrados, el Acuario Inbursa es el más grande de Latinoamérica. Diseñado por el arquitecto Gerardo Butrón, cuenta con cuatro niveles subterráneos en los que habitan 10 mil ejemplares de 307 especies. El recorrido comienza en el nivel más profundo, con un barco hundido como escenario que asemeja el fondo del mar. Mientras se asciende, se pueden apreciar los 48 exhibidores en los que se reparten los 1.6 millones de litros de agua, traída desde Veracruz. La visita es apoyada con pantallas interactivas y la guía de expertos. El acuario alberga tiburones punta negra, leopardo y silver, pingüinos Humboldt y Gentoo traídos de Perú y Japón, medusas, mantarrayas y un millar de peces.

Precio: $129

Horas de apertura: Lun-vie 10am-6pm, sáb-dom 10am-7:30pm

Zoológico de Chapultepec (Zoológico Alfonso Herrera)

Vale por sí solo una visita de un día completo al Bosque de Chapultepec: tiene una gran diversidad de animales, fue el primero donde nació un panda en cautiverio fuera de China (Tohuí, el de la canción de Yuri) y es el segundo zoológico más grande de México. Continuamente tiene nuevas especies en exhibición, como Iztac, el leopardo de las nieves o animales que son criados dentro del mismo zoológico, como Manik, el hipopótamo del Nilo. Como la comida dentro del zoológico no es de lo mejor, te recomendamos empacar unas baguettes y hacer un picnic junto al lago después de visitarlo.

Precio Entrada: Libre

Horas de apertura: Mar-dom 9am-4:30pm

Parque Masayoshi Ohira

Ubicada dentro de la colonia Country Club, esta área verde al sur de la Ciudad de México fue inaugurada el 14 de febrero de 1942 por el entonces Regente del Distrito Federal, Javier Rojo Gómez. A pesar de que llegó a ser locación de películas, fue olvidado por algunas décadas hasta que fue remodelado en 2015.Cuando se creó no contaba con nombre, así que los vecinos de la zona lo llamaban “Parque de la Pagoda” debido a los detalles orientales que posee como su arco, puente y el pequeño lago. Su asiático encanto logró que en 1952 fuera una de las locaciones de la película El señor fotógrafo de Cantinflas. Durante unas décadas estuvo olvidado, lo que provocó que desapareciera su laberinto circular hecho con arbustos y se quemara una parte de su él. En 2015 el espacio fue rescatado y se nombró Parque Masayoshi Ohira, en honor al primer ministro de Japón de 1968 a 1969.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Etiquetas
A %d blogueros les gusta esto: